viernes, 21 de noviembre de 2008

La moda de las bragas de ganchilo

Una empresa polaca vende bragas de ganchillo por internet para dar trabajo a cientos de abuelas.
Tangas y bragas de ganchillo, hechas a mano por las abuelas polacas, se venden como churros a través de Internet.Son piezas de artesanía, de estilo moderno y muy sexy, que no tienen nada que envidiar a la mejores marcas de este tipo de prendas femeninas. La idea, que ya ha traspasado fronteras, está dando trabajo a cientos de abuelas del pueblo polaco de Koniakow, las únicas que todavía dominan el difícil arte de hacer ganchillo.

Y es que las mujeres de zona de Polonia, cuna de los tradicionales manteles, servilletas y otras piezas decorativas hechas de ganchillo, veían como poco a poco descendían las ventas de su popular artesanía, famosa en toda Europa.

Tal vez por aquello de renovarse o desaparecer, decidieron cambiar una parte de la producción y dedicarla a la ropa interior. La idea ha tenido tanto éxito que hasta han puesto un tienda virtual en Internet, donde ahora están vendiendo esta original lencería a todos los países del mundo.

Bragas, tangas, sujetadores, tops, bikinis, faldas y camisetas, - todo hecho a mano y ganchillo - están causando un auténtico furor entre las jóvenes clientas. Los precios no son caros, si se comparan con lo que cuesta la lencería actual. Un tanga o unas bragas se pueden comprar a partir de los 25 Euros la pieza, hasta los 100 que cuesta una camiseta muy original. Son precios que pagan las clientas extranjeras porque las polacas, que pagan en moneda local, tienen la ventaja que les sale algo más barato. Los 25 o 30 Euros de unas bragas o un tanga se convierten, al cambio, en sólo 15,17 y 17,45 Euros respectivamente, si la clienta que lo compra es residentes en Polonia. Tadeusz Rucki, responsable de esta empresa de Internet que está dando trabajo a las laboriosas abuelas polacas, dice que: "la gente no sólo se vuelve loca por las tradicionales bragas de color blanco, también compran las negras y las rojas y de todos los colores."

Sin embargo, la moda de las bragas de ganchillo tiene también sus críticos. Helena Kamieniarz, presidenta de la tradicional y conservadora asociación de ciudadanos de Koniakow, no puede decir que está muy contenta con el lucrativo negocio. "Lo que se está haciendo con nuestras tradiciones es un escándalo. La noble y artesanal tradición de hacer ganchillo no nació para que se haga este tipo de ropa", dice la enfadada señora Kamieniarz. Desde hace siglos, los exquisitos y elegantes manteles de ganchillo de Koniakow eran exclusivos de la nobleza y usados para adornar mesas y aparadores de palacios y castillos en toda Europa. Hoy día, y gracias a Internet, las bragas, tangas y sujetadores de Koniakow, sirven para adornar el cuerpo de las jóvenes de todo el mundo.

La página (www.koniakow.com) de Koniakow, tiene una versión en inglés y se puede ver en "http://koniakow.com/sklep_en.php", pero a veces el tráfico puede ser muy lento debido a la sobrecarga de las miles de entradas que tiene cada día. Hay que tener paciencia.

4 comentarios:

María Luisa dijo...

SIIII KIERO UN TANGA DE GANCHILLOOO POLACOOOO

muli dijo...

pero kieres q te lo haga el polaco????

storre dijo...

el pol ya tiene suficiente con salir a robar en el poligono por las noches...

rykyrural dijo...

ta apañao el pol,mirad a ver si le buscais a alguna...aunque sea de pago X)